Existen muchos mitos y confusión sobre lo que significa la independencia financiera.

Muchos de esos mitos vienen dados por una mala educación financiera desde la niñez, mientras que otras veces, una vez que aprendemos sobre finanzas, hacemos conjeturas erradas sobre la administración del dinero.

Ahora bien, no es imposible de revertir o solucionar. Descubriendo estos 3 secretos para lograr la independencia financiera podrás saber cuáles pasos seguir para alcanzar el éxito con tu dinero.

3 grandiosos secretos sobre la independencia financiera

1. Grandes ingresos no es igual a riqueza

Muchas personas creen la clave de la riqueza es recibir mucha remuneración por un trabajo.

Aunque sí, es más fácil acumular activos con buenos ingresos cada mes, el verdadero secreto para lograr la independencia financiera es gastar menos de lo que se gana.

Por lo tanto, el nivel de riqueza debe ser medido por la cantidad de tiempo en el que podría mantener su vida sin necesidad de salarios.

Ahora pregúntate, ¿cuánto tiempo podrías mantener tu nivel de vida sin un ingreso el próximo mes? Ya sabiendo esto puedes proyectar mucho mejor tu nivel de riqueza, y así tener una mejor perspectiva sobre la independencia financiera.

2.1 El verdadero éxito es el control de tu tiempo

 

Solo serás rico cuando tengas el completo control de tu tiempo. Dicho esto, cabe destacar que no importa cuánto dinero esté guardado en tu cuenta bancaria: si no haces lo que eres feliz durante tus días, no eres rico.

En ese sentido, haz el trabajo que te apasione y no con el que puedas alcanzar algunas metas como comprar un vehículo.

3. Los estudios no tienen correlación con la riqueza económica

Muchos expertos han determinado que los conocimientos universitarios no tienen correlación con la independencia económica y el éxito.

Claro, esto no quiere decir los estudios no sean primordiales, pues el 90% de los millonarios del mundo son profesionales universitarios. Sin embargo, lo que sí es falso es que para ser millonario e independiente es necesario ser el mejor académico.

No te limites por tus conocimientos académicos, lo más importante es tener metas claras y precisas, e ir cumpliendo una por una.