¿Qué pasa si no cancelo mi tarjeta de nómina?

De seguro cambiaste de empleo y decidiste olvidar todo relacionado a él, desde tu jefe hasta la cuenta nómina, de hecho es normal, muchas personas atraviesan el mismo proceso, sin embargo, tenemos que decirte algo… No cancelar tu tarjeta de nómina puede ser contraproducente.

En este artículo de Seguros y Finanzas Hoy hablaremos de qué pasa si no cancelas tu tarjeta nómina. ¡Lee más adelante!

¿Qué pasa si no cancelo mi tarjeta de nómina?

Aunque ya no recibas tu salario en esa tarjeta de nómina esta sigue activa, entonces después de varios –de forma automática- dejan de ser nómina y se convertirán en una cuenta de ahorro o débito, lo que significa que durante ese tiempo se pueden ir acumulando comisiones que luego te cobrarán.

¿Sabes por qué ocurre esto? Porque las cuentas nóminas operan en un sistema distinto, es decir, estas se contratan bajo la condición de mantener un flujo, por esta razón no cobran comisiones aunque retires tu quincena completa.

En cambio, las tarjetas de ahorro y débito tienen condiciones diferentes, algunas de ellas tienen la metodología de cobro por manejo y otras te exigen un saldo mínimo para no cobrar comisiones.

Te recomendamos que antes de que termine la relación laboral, puedas retirar todo el dinero que tienes en ella y cancelarlas.

Aunque, por lo general, las entidades bancarias informan cuando realizarán este cambio, puede ser que lo olvides y después tengas que asumir las consecuencias de este pequeño descuido.

Esto quiere de decir que, ¡hazlo hasta que sea demasiado tarde!

¿Cómo cancelar mi cuenta nómina?

¿Quieres cancelarla y no sabes cómo? Presta atención a estos consejos que te dejaremos:

  •         El primer requisito para cancelarla es no tener adeudos, a esto nos referimos a un préstamo de nómina. De ser así, la cancelación no procederá y después deberás revisar tus opciones para el pago de la misma.
  •         Dirígete a la sucursal más cercana con tu tarjeta de débito e identificación oficial y pide la cancelación de tu cuenta.
  •         Como ya sabes, debes tener la cuenta en cero y si esto no es sí, acude a la ventanilla del banco y retira todo lo que tengas en ella, sin importar si son centavos.
  •         Por supuesto, en el banco te preguntarán por qué deseas cerrar la cuenta y con esos datos el ejecutivo llenará una solicitud de cancelación, deberás firmarla y te entregarán una copia. Por último, cortará tu tarjeta de crédito, finalizando así tu contrato.

¡Es todo por aquí! Esperamos que haya sido de utilidad. Gracias por leernos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.